lunes, 26 de julio de 2010

LO QUE LES PIDO A LOS REYES (de vuestra parte)


Queridos Reyes Magos:
Como no domino la materia, os mando el papel por un lado y el texto de la carta por otro, pero seguro que vosotros podréis juntarlo todo y que entenderéis que la intención es lo que cuenta y que no me he pasado a ese "enemigo" vestido de rojo que os está quitando mercado.
Creo que he sido muy buena, he trabajado mucho y he sido generosa con las notas, así que me atrevo a pediros que mis alumnos y alumnas, con plena implicación de su cerebro y esforzándose por aprender mucho y "reforzar sus abdominales", me presenten o hagan llegar, hasta la vuelta de vacaciones, los siguientes deberes:
.Las actividades de ortografía y léxico de las lecciones 9 y 10 (o lo que es lo mismo, las páginas 196, 197, 216 y 217.
.Los esquemas correspondientes a las páginas comprendidas entre la 203 y la 215 (¡no os asustéis! sólo de la teoría; no estoy pidiendo los ejercicios...).
.Los ejercicios 55 y 56 de la página 215.
.La caza del tesoro de Larra.
.Las actividades para este artículo de Gemma Lienas (sí, lo sé, queridos reyes, todavía no las he preparado, pero es que es del periódico de ayer... las añadiré en el fin de semana).
.También quiero que se agencien las obras de Bécquer que estudiaremos en el segundo trimestre.
.Y por último (last, but not least, que decía aquél...)(¿Quién me dice quién lo decía?) "me pido" que sigan el blog de Drácula y que vayan leyendo la novela y participando en las actividades. Sería fantástico que les gustara y se lo leyeran entero; pero por lo menos, por lo menos, deberían leer hasta el capítulo XIX. Sí, lo sé, queridos reyes; ellas y ellos no están acostumbrados a leer un libro de tantas páginas, pero os recuerdo que yo también he trabajado mucho...
En fin, espero que podáis traérmelo todo puntualmente y bien presentado, no dejéis que los camellos lo manchen ni se lo coman.
Muchas gracias por vuestros desvelos. Os deseo unas buenas fiestas. Con cariño.
Dori

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada